mujer-sosteniendo-mascara-medica_23-2148784157

Tipos de mascarillas. ¿Cuándo utilizar una u otra?

Los diferentes tipos de mascarillas que podemos encontrar hoy en día en el mercado hacen que podamos dudar sobre cuándo utilizar una u otra. Hay dos factores que serán claves a la hora de elegirla: nuestra salud (si somos población de riesgo o no) y el ambiente donde nos encontramos (trabajo, supermercado, pequeño comité …). ¡Ahora sí que no necesitarás dudar más! Te explicamos las diferencias:

 

Mascarilla higiénica

Las hay reutilizables y no reutilizables, para adultos y niños. Estas se rigen por la UNE 0065 y hay que lavarlas y desinfectarlas correctamente antes de volver a utilizarlas (las reutilizables).

 

Mascarilla quirúrgica

Son las que se utilizan más. Evitan que una persona con virus los pueda transmitir, pero no protegen a quien la lleva. Están formadas por 3 capas: la externa impermeable, la intermedia con filtro bacteriano y la interna, que absorbe la humedad.

 

Mascarilla autofiltrante

En este grupo encontramos las FFP1, FFP2 y FFP3. Con diferentes grados de protección, pueden incorporar una válvula filtrante y protegen de dentro hacia fuera y de fuera hacia dentro. Las FFP1 garantizan un 78% de protección frente a las partículas del exterior, las FFP2 un 92% y las FFP3 hasta el 98%. Tanto las FFP2 como las FFP3 pertenecen a la categoría EPI (Equipo de Protección Individual).

 

¿Cuáles usar y para qué?
Las FFP2 son muy útiles si tienes que viajar en transporte público o estás en un lugar poco ventilado o con mucha gente. Para el personal que se pone en riesgo, que se encuentra en contacto con enfermos o posibles enfermos de COVID-19, las FFP3 son la mejor opción, y las mascarillas higiénicas (homologadas), quirúrgicas y FFP1 se pueden utilizar para todo lo demás ¡en caso de que no seas población de riesgo!

Para poder sacar el máximo provecho a las mascarillas y evitar contagios es muy importante que te las pongas y saques bien. Este es uno de los puntos más sensibles y que la gran mayoría de la población olvida. Para tocarlas hay que tener las manos limpias, la mascarilla debe cubrir por completo la boca y la nariz y hay que evitar los espacios vacíos que se crean entre los bordes de la mascarilla y la piel.

Las mascarillas quirúrgicas hay que cambiarlas cuando estén húmedas y tirarlas en un recipiente cerrado, y las autofiltrantes se pueden reutilizar siempre que estén marcadas con la letra R. Si utilizas este tipo de mascarillas, ¡recuerda que no puedes limpiar en ningún caso el material filtrante y que vienen con fecha de caducidad! Así pues, es necesario que estés al tanto de las indicaciones e instrucciones que hay en el envase y en la mascarilla.

 

HeiQ Viroblock
La industria de las mascarillas se ha modernizado muchísimo desde el inicio de la pandemia. Entre los diferentes modelos que existen hoy, la HeiQ Viroblock de Hispano Tex, una alternativa a la FFP2, ha desarrollado un tejido con tratamiento hidrófugo que repela el agua y las microgotas y actúa como doble barrera.
Fabricadas 100% en España, están hechas con materiales hipoalergénicos y respetuosos con el medio ambiente y su tejido es antiadherente e impermeable. ¡Se puede usar hasta para hacer deporte! Además, su diseño ergonómico la hace muy cómoda de llevar.

 

Resumiendo, sus principales puntos fuertes son:

-Acción antiviral: destruye rápidamente los virus.
-Tejido anti-olor: evita la proliferación de bacterias.
-Sostenibilidad: sus ingredientes son cosméticos, bio-basados y reciclables.
-Skin test: es compatible con la norma BPR (Biocid Products Regulations) y no irrita la piel.

 

¿Qué mascarilla usas más? ¿Te gustaría probar la HeiQ Viroblock? ¡Ven a la farmacia y pregúntanos! ¡No te la pierdas!

Leer Más