mujer-sosteniendo-mascara-medica_23-2148784157

Tipos de mascarillas. ¿Cuándo utilizar una u otra?

Los diferentes tipos de mascarillas que podemos encontrar hoy en día en el mercado hacen que podamos dudar sobre cuándo utilizar una u otra. Hay dos factores que serán claves a la hora de elegirla: nuestra salud (si somos población de riesgo o no) y el ambiente donde nos encontramos (trabajo, supermercado, pequeño comité …). ¡Ahora sí que no necesitarás dudar más! Te explicamos las diferencias:

 

Mascarilla higiénica

Las hay reutilizables y no reutilizables, para adultos y niños. Estas se rigen por la UNE 0065 y hay que lavarlas y desinfectarlas correctamente antes de volver a utilizarlas (las reutilizables).

 

Mascarilla quirúrgica

Son las que se utilizan más. Evitan que una persona con virus los pueda transmitir, pero no protegen a quien la lleva. Están formadas por 3 capas: la externa impermeable, la intermedia con filtro bacteriano y la interna, que absorbe la humedad.

 

Mascarilla autofiltrante

En este grupo encontramos las FFP1, FFP2 y FFP3. Con diferentes grados de protección, pueden incorporar una válvula filtrante y protegen de dentro hacia fuera y de fuera hacia dentro. Las FFP1 garantizan un 78% de protección frente a las partículas del exterior, las FFP2 un 92% y las FFP3 hasta el 98%. Tanto las FFP2 como las FFP3 pertenecen a la categoría EPI (Equipo de Protección Individual).

 

¿Cuáles usar y para qué?
Las FFP2 son muy útiles si tienes que viajar en transporte público o estás en un lugar poco ventilado o con mucha gente. Para el personal que se pone en riesgo, que se encuentra en contacto con enfermos o posibles enfermos de COVID-19, las FFP3 son la mejor opción, y las mascarillas higiénicas (homologadas), quirúrgicas y FFP1 se pueden utilizar para todo lo demás ¡en caso de que no seas población de riesgo!

Para poder sacar el máximo provecho a las mascarillas y evitar contagios es muy importante que te las pongas y saques bien. Este es uno de los puntos más sensibles y que la gran mayoría de la población olvida. Para tocarlas hay que tener las manos limpias, la mascarilla debe cubrir por completo la boca y la nariz y hay que evitar los espacios vacíos que se crean entre los bordes de la mascarilla y la piel.

Las mascarillas quirúrgicas hay que cambiarlas cuando estén húmedas y tirarlas en un recipiente cerrado, y las autofiltrantes se pueden reutilizar siempre que estén marcadas con la letra R. Si utilizas este tipo de mascarillas, ¡recuerda que no puedes limpiar en ningún caso el material filtrante y que vienen con fecha de caducidad! Así pues, es necesario que estés al tanto de las indicaciones e instrucciones que hay en el envase y en la mascarilla.

 

HeiQ Viroblock
La industria de las mascarillas se ha modernizado muchísimo desde el inicio de la pandemia. Entre los diferentes modelos que existen hoy, la HeiQ Viroblock de Hispano Tex, una alternativa a la FFP2, ha desarrollado un tejido con tratamiento hidrófugo que repela el agua y las microgotas y actúa como doble barrera.
Fabricadas 100% en España, están hechas con materiales hipoalergénicos y respetuosos con el medio ambiente y su tejido es antiadherente e impermeable. ¡Se puede usar hasta para hacer deporte! Además, su diseño ergonómico la hace muy cómoda de llevar.

 

Resumiendo, sus principales puntos fuertes son:

-Acción antiviral: destruye rápidamente los virus.
-Tejido anti-olor: evita la proliferación de bacterias.
-Sostenibilidad: sus ingredientes son cosméticos, bio-basados y reciclables.
-Skin test: es compatible con la norma BPR (Biocid Products Regulations) y no irrita la piel.

 

¿Qué mascarilla usas más? ¿Te gustaría probar la HeiQ Viroblock? ¡Ven a la farmacia y pregúntanos! ¡No te la pierdas!

Leer Más

bebe-dermatitis-atopica_1_1_2159243

DERMATITIS ATOPICA

DERMATITIS ATÓPICA EN NIÑOS
La DA es la enfermedad cutánea más frecuente en los niños y se caracteriza por una piel seca, la aparición de lesiones tipo eccema y un intenso picor. Suele aparecer en la cara, emigra a las flexuras (codo, rodilla), pero afecta a todo el organismo.
El objetivo de este consejo sanitario es ayudar a los padres a controlar los síntomas y evitar los brotes, que se agudizan con la llegada del frío.
El rascado
Es uno de los principales problemas de la DA. La DA produce un intenso picor, que llega a desesperar a los pacientes. Sin embargo, hay que evitar el rascado ya que se entra en un círculo vicioso: me pica, me rasco y me pica más, lo que puede conducir a la aparición de infecciones y enfermedades secundarias que agravan la propia patología.
Para evitar los daños que produce en la piel el rascado intenso, se recomienda mantener cortas las uñas de las manos y de los pies del niño. Si se rasca mucho por la noche, otra opción es ponerle unos guantes suaves para que duerma con ellos puestos.
Colocar un objeto frío sobre la zona irritada también puede ayudar a minimizar la urgencia de rascarse, aunque, según los expertos, la mejor manera de prevenir el rascarse es tratar rápidamente la piel irritada y prevenir la aparición de brotes.
Comida y ropa

La ropa y la comida también guardan una relación relevante. Los compuestos de las prendas de vestir, así como algunos alimentos provocan la aparición de un brote en algunos pacientes. A veces quitar las etiquetas es suficiente para evitar una nueva lesión.
Lo mejor es optar por prendas de algodón, descartar las de lana o sintéticos y evitar que sean ajustadas, ásperas o que arañen. Cuando haya que lavar las prendas, es recomendable el uso de detergentes líquidos o en polvo que sean hipoalergénicos y que no contengan fragancia.
En cuanto a los alimentos, la leche, huevos, cítricos, chocolate, cacahuetes y algunos colorantes son los más problemáticos. Si los padres detectan que un alimento en particular le está causando a su hijo la aparición del brote, deben comentárselo al pediatra.
Prevención
Muchas veces los brotes no se pueden relacionar con desencadenantes específicos, pero, en ocasiones, puede resultar útil escribir en un diario cuándo y dónde aparecen los brotes para intentar identificar los desencadenantes de la aparición.
A la hora del baño, el agua debe estar tibia, evitar el jabón y los productos que contienen jabón, como por ejemplo los baños de burbujas y los geles de ducha, ya que resecan mucho la piel. Cualquier producto utilizado debe ser hipoalergénico y que no contenga fragancia. Al secarlo utiliza la toalla con cuidado y evita frotarle la piel con ella. Aplicar una crema emoliente para pieles atópicas después del baño. Es conveniente alternar al menos dos marcas distintas de estas cremas emolientes para que la “piel no se acostumbre”.
Asimismo, el niño debe ser consciente de su propia enfermedad para que, en la medida que sea posible, tome el control en el manejo de la misma. En este sentido, resulta también muy importante informar a los profesores, especialmente porque, a veces, el niño no rinde lo suficiente debido a los trastornos del sueño asociados a la patología.
Corticoides
La hidratación y la elección del tratamiento adecuado son dos aspectos claves, que ayudan a mejorar la calidad de vida de los afectados. Aunque la DA, por el momento, es una enfermedad que no tiene cura, los corticoides son, según el Dr. Moreno, “el tratamiento más efectivo en caso de brote agudo. Después, una vez controlado, se pueden emplear inhibidores de la calcineurina, que no sustituyen a los corticoides pero si ahorran su empleo”. Asimismo, una vez que el brote ha desaparecido Moreno aconseja “mantener los inhibidores de la calcineurina durante el fin de semana, en lo que se conoce como tratamiento ‘weekend’ y emplear siempre emolientes para asegurar la hidratación”.

Asociación de Familiares y Pacientes de Dermatitis Atópica (ADEA) y primer decálogo europeo de consejos sobre dermatitis atópica (DA)

Leer Más

5007a83795a7d5bc1fdc6f788e37e820--pregnancy

COSEJOS PARA UNA EMBARAZADA

– Sigue una dieta variada, equilibrada, saludable y adaptada.
– Debes comer 5 veces al día.
– Hay que hidratarse muy bien tanto por dentro cómo por fuera, comienza con 6-8 vasos de agua al día y acompáñalo de una buena hidratación corporal y facial, consulte con su dermoconsejera.
– Es muy importante el aporte de fibra, para ello debes tomar 3 frutas y 2 verduras al día, elige cereales integrales e intenta tomar de 2 a 3 veces a la semana legumbres.
– Lava muy bien todos los vegetales y frutas que vayas a consumir crudos, con agua y un cepillo.
– Debes llegar a 3 raciones de lácteos al día entre queso, leche y yogur. Elige quesos frescos o semis, leche semidesnatada y los yogures desnatados.
– No ingieras productos elaborados con leche cruda. Lee la etiqueta de los quesos, y debe aparecer “leche pasteurizada”.
– No comas carnes ni pescados crudos, salvo que hayan sido congelado durante 7 días.
– Si en los resultados analíticos ha salido negativo la toxoplasmosis, debes evitar comer alimentos cárnicos crudos que no estén cocinados, como los alimentos curados: jamón, salchichón,… Si lo quieres consumir, puedes congelarlo durante 72h a -18ºC.
– Debes controlar los alimentos ricos en colesterol cómo quesos grasos o curados, carnes rojas, mantequilla, nata, leche entera,… Controla los niveles de colesterol durante el embarazo.
– Es importante el aporte de hierro en la dieta. Los alimentos más ricos en hierro son los mejillones, berberechos, carnes rojas, pescados,… También contiene hierro algunos alimentos vegetales cómo las legumbres o el sésamo, aunque su absorción está más desfavorecida. Para intentar aumentar su absorción, ingiere alimentos ricos en vitamina C y evita tomar con ellos manzanas, lácteos o cereales integrales.
– Controla el peso y la tensión arterial durante el embarazo.

Es uno de los mejores momentos de tu vida, ¡DISFRÚTALO!
Si tienes cualquier duda, pregunta a tu farmacia de referencia.

Leer Más

probioticos-de-la-flora-vaginal

CUIDA TU FLORA VAGINAL

PROBIÓTICOS VAGINALES

El uso regular de probióticos tiene un efecto positivo en los casos de:
-Desequilibrios en la flora vaginal
-Vaginosis bacteriana
-Vulvovaginitis candidiásica
-Sequedad vaginal

lactoflora
¿Sabías que el 75% de las mujeres experimenta por lo menos una vaginitis a lo largo de su vida?
Las infecciones vaginales son causa de un desequilibrio de la microflora vaginal y se pueden prevenir con el uso de probióticos, que equilibran y mantienen la flora vaginal de las mujeres.
La barrera protectora de la zona íntima femenina está compuesta por la mucosa y la flora vaginal. Los métodos anticonceptivos, tratamientos con antibióticos o antifúngicos, el estrés, uso de ropa demasiado ajustada, la higiene íntima excesiva o desajustes hormonales pueden alterar esta barrera protectora natural y dar lugar a situaciones molestas o muy incómodas.

Recomendaciones de uso

Mantenimiento del bienestar íntimo:
1 cápsula al día vía oral durante 20 días.
En fase aguda
En casos de desequilibrio, infección o deficiencia de vitamina A: 2 cápsulas al día vía oral durante los primeros 10 días. Posteriormente, tomar 1 cápsula al día durante 2-3 meses para conseguir un mejor beneficio sobre la mucosa y la flora vaginal.
Inicio del tratamiento
En cualquier momento del ciclo menstrual.

• Separar la toma del antibiótico y el probiótico, por lo menos 4 horas.

Leer Más